Saltar al contenido

Nuestro cerebro y mensajeros químicos en las ciudades.

En las grandes ciudades se concentran la mayor parte de población, esto conlleva a que nuestro cerebro esté más en alerta que en el rural. El ruido de las grandes ciudades hace que los mensajes que llegan a nuestro cerebro, sea mayor. Este efecto, hace que nuestro plasma neuronal se disuelva, para que circule más fluido la actividad eléctrica en nuestras neuronas. En metafísica, este efecto neuronal, en las grandes ciudades, puede provocar un plasma en la atmósfera más ligero, que permita la circulación de mensajes químicos neuronales o ruido. Este efecto en la atmósfera, puede acumular polución por mensajeros químicos neuronales que crean un efecto carbónico por su metabolismo, aunque el oxígeno, en ausencia carbónica, la grasa y el agua de nuestro organismo, ayudan a limpiar y crea una radiación de depuración atmosférica, eliminando el rastro carbónico en la atmósfera y creando una sensación de olvido en nuestro cerebro.

Cuando el exceso de ruido en las ciudades es mayor y las concentraciones de oxígeno y grasa son menores, el estrés y la polución pueden ser de mayor intensidad.

Se puede decir que en las ciudades, la inteligencia, aumenta más que en el rural por mayor actividad de mensajeros químicos neuronales, pero esto puede transformarse en estrés y en el más fuerte de los casos en esquizofrenia. Pero también un exceso de plasma atmosférico o concentraciones de oxígeno y agua mayores, puede crear falta de inteligencia, demencia, depresión o coagulación por falta de actividad de mensajeros químicos neuronales.

Nuestros cromosomas están formados en parte por todo aquello que nos rodea. Cuando todo aquello que nos rodea cambia, puede afectar a nuestro cerebro debido a carencias de moléculas que se sintetizan gracias a nuestros cromosomas y que ayudan a neutralizar, efectos de: estrés o polución. El crecimiento y el progreso cambia la tierra y estamos obligados a adaptar nuestros cromosomas, para que los mensajeros químicos, se adapten a las nuevas circunstancias. Una carencia de adaptación en cromosomas causado por un efecto vírico o contaminación, puede causar carencias físicas y mentales que necesiten medicación crónica si no se adaptan los cromosomas.

6.145 comentarios en «Nuestro cerebro y mensajeros químicos en las ciudades.»

  1. Thanks for ones marvelous posting! I genuinely enjoyed reading it, you
    might be a great author. I will always bookmark your blog and
    will come back sometime soon. I want to encourage that you continue your great job, have
    a nice weekend!

    Feel free to surf to my homepage … raycon

  2. I have been exploring for a little for any high quality
    articles or blog posts on this kind of space .
    Exploring in Yahoo I at last stumbled upon this site.
    Studying this info So i am satisfied to express that I’ve an incredibly just right uncanny feeling I found
    out just what I needed. I so much indisputably will make certain to do not disregard this site and provides it a glance
    on a continuing basis.

    Here is my site: coupon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.